El alcalde de Málaga ve a Jesucristo en los demás.

La Diócesis de Málaga ha recogido el testimonio de su alcalde, Francisco de la Torre, a través de una pequeña entrevista de Ana María Medina.

Explica que aprendió a rezar de pequeño en familia. «Evidentemente fueron mi madre y mi padre quienes me enseñaron, pero recuerdo especialmente aprender de mi abuela».

«En la oración encuentro esa visión del otro como un prójimo que tiene problemas, inquietudes, y al que hay que ayudarle. Por tanto, en el trabajo diario (nosotros, desde lo público; otros, desde su tarea privada) se hace también oración: trabajar de cara al bien común, viendo a Jesucristo en los demás y tratando de sentirnos cerca de cada uno de los seres que nos rodean».

Explica que se ve «en la inmensidad del universo, como una parte de él. Eso te anima a pensar en lo trascendente, a ver a Dios como alguien superior a nosotros pero con quien podemos tener una relación de afecto. En el caso de nuestra fe católica, centrado en Jesucristo y en la Virgen María. En la oración reconocemos la infinitud de Dios y la finitud nuestra»

Puedes leer la entrevista completa en Diócesis de Málaga