D. Luis de Moya acaba de fallecer en Pamplona

Tras terminar la carrera de Medicina, D. Luis de Moya, inició el camino hacia su vocación, el sacerdocio. Capellán de la escuela de arquitectura de la Universidad de Navarra, en 1991 tuvo un accidente de tráfico que lo dejó tetrapléjico.

Reconoce que en aquel momento, «en el cual sólo se puede mirar todo aquello que vas a perder», él vio que no iba a perder nada de lo fundamental en su vida: «Estoy vivo, soy sacerdote y mi punto de referencia es Dios. Y Él está ahí». «Tenía la oportunidad de dar lo genuino que Dios había puesto en mí. Como sacerdote, no había perdido mi oportunidad de hablar de Dios». Le encantaba confesar en el Oratorio de la Clínica Universitaria.

Hoy nos ha dejado un gran testigo del dolor que vivió con alegría su enfermedad.

Os dejamos este vídeo producido por HMTelevisión en 2005 para que le conozcáis un poco más. Un testimonio impresionante