«Yo paso de curas» – Lunes de Folch

Hola family!!

Primero de todo: ¡perdonad! ¡Vaya tres lunes me he pegado! Estuvimos a saco con el proyecto de Amar sin Medida, y si a esto le juntas exámenes por aquí y movidas varias por allá…

Pero bueno: ¡¡volvemoooooooos!!

Hoy hablamos de los curas: «¿PA’ QUÉ UN CURA?» “¡¡YO PASO DE CURAS!!”

“Si es que, Folch: yo ya rezo, creo en Dios, me esfuerzo por hacer las cosas bien, cuido a mi familia y a mis amigos… De verdad que no lo necesito para nada…”

¿¿Pues sabes qué?? Me encanta, ¡en serio!

Porque depende de ti, de tu actitud y de tu disposición a dejarte ayudar.

Para empezar, todo depende de cómo veamos a los curas. Muchas veces podemos pensar que los sacerdotes son una especie de “super seres” que no se sitúan nada con lo que sucede en el mundo, y ya no te digo con los jóvenes… ¡Estás tú que nos entienden!

Claro, si lo vemos en este plan, el cura te ayudará entre poco y nada. Si vas a hablar con un cura pensando que no te va a entender, que te va a dar lecciones y que te va a comer el coco para que creas en Dios y reces… se estaría liando.

¿Pero de verdad son eso? Te diría que no. Al revés:

¡¡QUÉ BRUTAL ES DARSE CUENTA DE QUE SON PERSONAS NORMALES COMO NOSOTROS!!

– Folch, ¿normales? Te recuerdo que viven en casas de curas y visten rollo gótico.
Pues sí. Y es que solo disfrutan, con el Señor y con los demás… y… cómo te lo cuento… Es tan importante su labor que por algo se tendrán que distinguir, ¿no?

Todos los que tenéis la suerte de conocer a alguno sabéis de lo que hablo. Antes que sacerdotes son personas, como tú y como yo, con sus virtudes, defectos, historias, familias, colegas, luchas, penas y alegrías.
Y es que es bastante tocho: han entregado SU VIDA ENTERA AL SERVICIO DE DIOS Y DE LOS DEMÁS: ¿HOLA QUÉ TAL? Solo quieren compartir ese AMOR y esa FELICIDAD con todas las personas que tienen alrededor.
Se lo toman tan en serio que durante muchos años se preparan, leen y estudian, para poder estar en medio del mundo y ser especialistas en los TEMAZOS DE LA VIDA.

– Bueno ya, pero no te líes Folch… Al final, por mucho que un cura estudie… su vida es muy diferente a la mía y yo tengo problemas que seguro que no va a entender… ¡y ya ni te cuento de noviazgo! ¿Qué va a saber él?

Yo soy el primero que, a veces, pienso que lo que me ocurre es difícil que otra persona lo pueda llegar a entender.
Pero muchas veces lo que pasa es que ni yo mismo lo entiendo.
Si algo tienen los sacerdotes es que pasan gran parte de su tiempo escuchando y acompañando. Han hablado de TODO con todo tipo de personas. SÍ, DE TODO.
Y en temas de noviazgo…. ¡Ni te cuento! ¡Si es que se pasan el día hablando con nosotros! Déjate de ese amigo o amiga que dice que “sabe ligar”: NO TIENE NI IDEA.

Si tanto los chicos como las niñas les explicamos nuestras inquietudes, rayadas, ilusiones, y planes de futuro…
Ya te lo digo yo: son, ahora mismo, los que más nos conocen a ambos. Y, por tanto, los que más nos van a poder ayudar en estos temas.

Quizás nunca te lo habías planteado, pero es así. Y, de hecho, sobre todo nos van a ayudar a conocernos a nosotros mismos.

Y es que, VAMOS A VER. Sinceramente. Con veintipico años, aún nos estamos descubriendo: tenemos toda la vida por delante. Ni somos filósofos griegos ni hemos vivido lo suficiente como para conocernos de verdad.

Un sacerdote puede darnos esa EXPERIENCIA que a nosotros nos puede faltar. Obviamente, nos cuesta contar nuestros problemas y dejarnos ayudar. Y ahí está el tema. ¿Por qué nos cuesta tanto?
Por eso, creo que es clave que cada uno encuentre a “su cura de confianza”. A un cura al que contarle el jaleito de su día a día. Alguien con quien poder ir hablando, con el que poder desahogarse e ir creciendo como persona.

Sí. Los curas son el medio que Dios tiene para que podamos recibir los sacramentos y llenarnos de VIDA. ¿¡QUÉ BRUTAL ES ESO!? Siendo iguales a nosotros, Dios les ha dado esa gracia tan maravillosa que hace que todos podamos VIVIR, AMAR HACER JALEITO EN MAYÚSCULAS.

Así que… ¡¡a cuidarles y a rezar muuuuuchoooo por ellos!!
¡¡¡¡Pongamos de moda a los curas!!!!!

#haganjaleito

Folch.