La alegría de ser cristianos de una familia cordobesa

Manuel Agudo y Laura Álvarez, padres de dos hijos, forman una familia cordobesa que nos ofrece su testimonio a través de la Diócesis de Córdoba.

¿Qué instrumentos tiene la familia de hoy para manifestarse cristiana? «La alegría de ser cristianos, ser de Dios y ser Iglesia nos lo obliga, a marcar esa diferencia que genere curiosidad en los demás, una alegría sincera que aunque muchas veces se enturbie por la realidad del mundo, los problemas y las obligaciones, nos permita ser testigos de que hay otra forma de quererse, de compartir y en definitiva de vivir.»

A la hora de transmitir la fe a sus hijos explican que «lo más difícil, que sólo Dios sabe, es si en un futuro seguirán por el camino que nosotros queremos, sabemos que sólo el encuentro personal con Dios les cambiará su vida, por mucho que nosotros intentemos ser ejemplo o testigos, así que lo que nos va a tocar es intentar con todas nuestras fuerzas propiciar ese encuentro. Por ahora nos conformamos con un “Jesusito de mi vida”, que le tiren besos a la Virgen y que no den mucha guerra cuando vamos a misa.  Ellos han normalizado lo que es ir a la parroquia, tratar con sacerdotes o ver a sus padres rezar o participar en cosas de Iglesia.»

Puedes leer este testimonio completo en Diócesis de Córdoba