Si estás enamorado ¡No te cases!

Hablemos claro. Si tienes pareja y crees que es perfecta… no te cases. Si crees que el destino os ha unido y que no hay nadie como él en este mundo… no te cases. Si cuando piensas en ella sólo escuchas canciones de amor… no te cases…