Sí a la enseñanza diferenciada

La familia Llorente tiene 8 hijos y es una de tantas de las que ha elegido la educación diferenciada para sus hijos. El Español ha recogido el testimonio de algunos de sus miembros.

Almudena tiene 20 años y ahora está en la universidad: “No tuve ninguna dificultad ni me resultó extraño compartir clase con chicos”

Fernando, el padre ha explicado: “No creo que la educación diferenciada sea mejor o peor que la educación mixta, pero, en nuestro caso, los colegios que escogimos responden a las necesidades que considerábamos imprescindibles en la educación de nuestros hijos, tanto a nivel académico como en valores

Luján, la mayor e los hijos, está estudiando sexto de medicina: “La base de la educación es el respeto y la libertad”. Y añade: “Son imprescindibles para hablar de una buena educación por eso creo que también se debe respetar la decisión de unos padres de elegir la educación diferenciada para sus hijos”.

La ministra Celaá quiere retirar la subvención a los colegios de enseñanza diferenciada. “Al quitar las ayudas a los centros concertados que diferencian por sexo, la supervivencia de éstos sería muy complicada, es muy difícil que subsistan”, reconocen desde la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE).

“Mientras haya demanda de colegios de educación diferenciada y los padres los reclamen libremente, deberían mantenerse esas ayudas a colegios concertados. Si se quitan estas ayudas las verdaderamente perjudicadas serán las familias”, declara a EL ESPAÑOL el presidente de la CONCAPA. Y afirma: “Se tiene que mantener el derecho de los padres para decidir el tipo de educación que quieren para sus hijos porque estos colegios no segregan, sólo diferencian”.

Puedes leer este artículo completo en El Español