Un brote de coronavirus ha entrado con fuerza en el santuario de Santa Gema Galgan en Madrid y en los últimos días han fallecido tres religiosos y otros once del total de 19 se han contagiado. Cuatro tienen más de 90 años”.

La actividad sacramental está suspendida hasta este jueves, cuando los religiosos podrán volver a celebrar misa Pese a todo las puertas del santuario han estado todos estos días abiertas para quien quisiera pudiera rezar a Santa Gema. “Abrimos por la mañana y cerramos por la noche. No tenemos contacto con los feligreses”, explica uno de los encargados del templo.

Uno de los momentos más duros para la comunidad es la imposibilidad de acompañar a los hermanos fallecidos tanto en el velatorio como en el entierro.

Puedes ampliar esta noticia entrando en Religión en Libertad

Artículo anteriorUn Getsemaní, causado por el covid, tras los muros de un convento
Artículo siguienteEl Dios de la promesa