Una Comunidad de Agustinas Recoletas en Kenia necesita ayuda

La religiosa valenciana de vida contemplativa María José Vila, misionera en Kenia desde hace 14 años, ha pedido ayuda a Valencia para poder alimentar a familias sin recursos. El Periodic se hace eco de este llamamiento.

Además, la Comunidad de Agustinas Recoletas, congregación a la que pertenece, apenas tiene para su subsistencia “al haber terminado con las pocas provisiones que teníamos”, a causa del Covid 19. La forman 15 religiosas y un matrimonio con un hijo y otro en camino que han acogido.

A esta “difícil situación de necesidad” se suma también el deterioro de los tanques de agua potable “que amenaza con caerse por el mal estado de los hierros que los soportan”. Viven en una zona muy seca en la que apenas hay agua.

Antes de iniciar este proyecto “nos aconsejaron abandonar y marchar a otro lugar”, ellas decidieron quedarse “para dar testimonio y seguir luchando porque no podemos huir de la penuria».

Puedes ller este artículo completo en El Periodic