Testimonio de Gabriel: «Odié a Dios»

Religión en Libertad nos ofrece el testimonio de Gabriel, un joven que nació en una familia cristiana, pero una adolescencia complicada y la muerte de su abuelo le llevó a beber.  «Comencé la buena vida. Salía mucho con los compañeros. Y bebía mucho, cada vez más, hasta acabar bebiendo todos los días».

A raíz de unos ejercicios espirituales, a los que fue invitado por una amiga, algo empezó a cambiar. «Le decía al Señor: ‘Señor, tú no me escuchas, no te importa ni lo que vivo ni lo que digo'» Sin embargo los acontecimientos le llevaron a sentir un gran Amor. «Sentí el amor de Cristo, el amor de Dios por mí. Todo el odio que había abrigado contra Él en el pasado desapareció. ¡Veo que me ama, que soy amado por Él!»

Como lo que más le costaba era perseverar en su relación con Dios se apuntó a un grupo de Oración. Me enseñaron a rezar y a mantener mi relación con Dios. Ahora llevo ya seis años en los que todos los días rezo. He aprendido a abandonarme completamente a Cristo, a decir ‘Señor, Tú sabes lo que es bueno para mí’

Puedes leer este testimonio completo en Religión en Libertad