Óscar quiere ser santo y jugársela por ser todos los días de su vida la mejor versión de sí que puede llegar a ser.

Escucha su testimonio de la mano de Razón en Cristo.

Artículo anteriorLa Iglesia condena la eutanasia y el suicidio asistido
Artículo siguienteBoris Johnson bautiza católico a su último hijo