Una nueva vocación religiosa

El Monasterio de la Conversión de las Hermanas Agustinas, está de enhorabuena, ha recibido a una joven para iniciar el postulantado.

Con mucha alegría así lo comunican: «Desde Madrid ha llegado hoy Sofía, que comienza el camino del postulantado en nuestro Monasterio de la Conversión.

Nos conoció en el Campo de Trabajo y comenzó su discernimiento acompañada por la Comunidad».

Su carisma lo definen así: «Nuestra Comunidad quiere ser una propuesta  de una nueva presencia agustiniana desde la fraternidad apostólica, desde la contemplación, el estudio y la evangelización haciendo del Monasterio un lugar de oración, de conversión y de comunión, tanto para los miembros de nuestra Orden como para toda la Iglesia».

Nuestra más sincera enhorabuena y Dios quiera que vengan más vocaciones y sean muy santas

Puedes leer esta noticia en Monasterio de la Conversión