¿QUÉ ES HACER JALEITO? – LUNES DE FOLCH

En las últimas semanas, mucha gente me ha preguntado qué es eso de “hacer jaleito”

Así que os lo voy a explicar.

Hacer jaleito, para un joven católico, es liarla. Es romper esquemas. Es vivir una vida ordinaria Extraordinaria, encontrando a Jesús en todo aquello que hacemos. Una vida llena de Vida.

Como esto puede sonar muy teórico, te doy 15 ideas, de las 985.738 que existen, para hacer jaleito en tu día a día.

¡¡Allá vamos!!:

1. Levántate con la canción de “Aprender a quererte” de Morat pensando en Jesús.

2. Desayuna bien, pero ofrece un pequeño detalle (un poco menos de azúcar o mermelada… basta un detalle, pero tenlo).

3. Dale los buenos días a un mínimo 10 personas antes de llegar a clase, con una sonrisa enorme. (¡Aunque esté tapada por la mascarilla, se nota en los ojos!)

4. Ofrece la clase que más pereza te dé, por los más de 100.000 abortos que se producen cada día en el mundo. Cada minuto el mundo pierde 70 vidas increíbles.

5. En el descanso entre clases aprovecha para hablar, hablar y hablar. Deja el móvil.

6. 12:00h: Ángelus. A nuestra Madre le encanta. Si no puedes, avánzalo o retrásalo un poco.

7. En la comida, puedes sentarte en el sitio que menos te guste o menos te apetezca. Cuando te levantes pregunta si alguien necesita algo. Sírveles agua. Bendice y da gracias al Señor por poder comer ese día. Si lo piensas, ¡es un privilegio!

8. ¡A estudiar! Ofrece cada página de tus apuntes por intenciones muy concretas. Por ejemplo: página 1, por tu madre; página 2, por el examen de tu hermano; página 3, por ese mal momento por el que está pasando tu colega. Pon las iniciales de la persona/intención en la esquina superior derecha (por ejemplo) de cada página. Te puede ayudar tener una imagen, una estampita o un crucifijo pequeño en la mesa cuando estés currando. Para que no se te olvide que estás ahí por Él.

9. Misa: poder comulgar, recibir a Jesús, cada día, es un RE-GA-LA-ZO. Que sea lo principal de tu día. Si puedes ir por la mañana, aprovecha. Empieza el día ya a tope.

10. Si tienes tiempo, tómate una cerveza antes o después de cenar: es importante disfrutar con los colegas y desconectar al final del día.

11. Por la noche, reza un poco antes de ir a dormir, examínate a ti mismo: “¿Qué tal mi día? ¿Qué tal Su día? ¿Cómo he ayudado a la gente que me rodea?”

FINES DE SEMANA

12. Duerme. Es importante descansar. Aunque la teoría de dormir 7 horas entre semana es muy bonita, todos sabemos que cuesta “cumplirla”. Aprovecha el finde para descansar bien.

13. No dejes pasar la ocasión de hablar con calma con tu family. Contarles sobre tu semana, tus amigos, tus estudios… Y preguntarles (¡interesarte de verdad!) por saber cómo están, si les preocupa algo….

14. ¡ESTUDIA Y DISFRUTA! Es importante ponerse al día y repasar lo estudiado esa semana. A la vez, monta alguna escapada por la montaña o algún voluntariado. Busca ONGs: hay un montón y van liadísimos de trabajo. No hay mejor modo de aprovechar el finde que llevar un poco de Amor a quien no lo tiene.

15. COPAS: A SACO. Los católicos VIVIMOS ALEGRES pero ojo: ¡EN MAYÚSCULAS!
Alegres, porque incluso en unas copas con amigos y amigas vemos a Dios en las personas que nos rodean. Porque incluso en unas copas vemos la oportunidad de servir. ¿Cómo? Ofreciendo hielos, sirviéndole la copa al de al lado, sentándonos en el sitio más incómodo, cambiando de tema de conversación cuando está degradando, poniendo la playlist de tu amigo en lugar de la tuya… Y bebiendo sin dejar de ser quien eres (ya nos entendemos).

Todo esto es hacer jaleito. Vivir una vida alegre, con sentido, que nos lleva a abrazar nuevos planes, planes que quizá no entraban en los que teníamos antes de descubrir lo que significa que hay Alguien que cree y confía en mí.

Jaleito que nos lleva a tener una vida ordinaria y a la vez EXTRAORDINARIA amando y poniendo a Dios en cada momento de nuestro día.

Folch.

#HaganJaleito