Mi sacerdocio me gustaría que fuera santo

El pasado 5 de septiembre fue ordenado sacerdote Ramiro Avidad por el Obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco.

En los días previos se ha preparado haciendo unos ejercicios espirituales y orando mucho, ha explicado en una entrevista que recoge la web de la Diócesis de Guadix.

Su vocación surgió «en la soledad fecunda de unas oposiciones».

«Lo mejor en estos meses creo que ha sido la tarea de anunciar el Evangelio. También, ser el ministro en el sacramento del Bautismo. Como peor no hay nada.»

¿Cómo te gustaría que fuese tu sacerdocio? «Con una palabra puedo expresar mi deseo: santo».

A quien se esté planteando su vocación les diría que, «si Dios les llama y ellos están dispuestos a cumplir su voluntad, las dificultades que puedan surgir no son insuperables.»

Puedes leer la entrevista completa en Diócesis de Guadix