En el inicio de curso se suceden varias fiestas marianas. Es una ocasión que nos brinda la Iglesia para mirar a María y descubrir en su vida tres actitudes que pueden servirnos para empezar el curso del mejor modo: salir, meditar y vivir con alegría.

Un rato de Oración dirigida por D. Lucas Buch

Artículo anterior¿A quién le interesa el trabajo de una ama de casa?
Artículo siguiente¿Es obligatorio tener Fe?