Meri y Pablo llevan 8 años juntos con un proyecto común: formar una familia.

Han querido compartir su testimonio con los seguidores de su cuenta de instragram. Escúchalos, merece la pena.

Artículo anteriorAnte mi último año en el seminario
Artículo siguientePCR: Pensar, Confesar, Recomenzar – Lunes de Folch