Lo extraordinario de la vida ordinaria

Misioneros de lo imposible publica un artículo sobre lo extraordinario de la vida ordinaria del que extraigo algunas frases:

«El Amor acerca más que las redes sociales. Y esto no quiere decir que las redes sociales son malas, pero hay que recordar eso: no podemos olvidar que la vida real ocurre más allá de la pantalla de tu teléfono».

«La verdadera felicidad no tiene un perfil en redes sociales. Pero sí muchos rostros. Es el encuentro con el rostro humano de Dios, con ese que puedo tocar, abrazar, sentir. No nos quedemos con la foto de perfil…»

«Dios no te ama porque seas perfecto, sino, precisamente, para que llegues a serlo. Para que recorras ese camino desde tu imperfección. Descubrir la grandeza del Amor en las propias pequeñeces o las del otro.»

«¡Cuidado! Que por querer ganar likes de gente que no conoces, pasas desapercibido e indiferente por la vida de la gente que conoces… Quince minutos de fama no son suficientes para perder toda una vida de verdadero Amor y aventura».

«Enamórate de los pequeños detalles, siente tu corazón latir fuerte en tu pecho, y no tengas miedo, que donde hay miedo, no hay espacio para el Amor. Y déjate mirar, así, limitado, imperfecto, ordinario. Porque, si anhelas ser y vivir de forma extraordinaria, aprende primero a agradecer y descubrir la belleza de lo asimétrico, lo simple, lo “habitual”… en el milagro de cada día. En el precioso regalo que es la vida de los demás».

«Se necesitan más personas que sepan encontrar lo extraordinario en sus vidas ordinarias… amando, sirviendo, compartiendo, no para tener más likes, sino para ensanchar la mirada del corazón».

Te recomiendo que leas el artículo completo en Misioneros de lo imposible