La confianza en Dios me ayudó a superar el coronavirus

David Sánchez Ramos es un sacerdote talaverano de la diócesis de Toledo. Recientemente ha superado el coronavirus. Lo pasó en casa por indicaciones médicas. La Tribuna de Toledo lo ha entrevistado.

«Quizás los sentimientos que tenía al principio eran de incertidumbre y de ansiedad, de temor sobre todo pensando en mis padres, y luego de confianza. Recuerdo que luego ya fue confiar y en las manos del Señor.»

A las personas que han perdido a un ser querido a causa del coronavirus, «les invitaría a que ante la dureza de tener que separarse de un ser querido y además como en aquellas circunstancias, sin ni siquiera poder acompañarle en unas horas de duelo o estar con él, que a ese dolor no añadan más dolor, que intenten unirlo con la esperanza de que un día podrán volverse a reunir con ellos. Y sobre todo que no tengan sentimiento de culpabilidad por cosas que podrían haber hecho o haber dejado de hacer. Creo que en esas circunstancias cada uno ha hecho lo que ha podido».

A los que se rebelan contra Dios y no entienden que haya permitido tantas muertes «les invitaría a que den rienda suelta a ese sentimiento de amor que sienten hacia ellos, que es normal una revuelta hacia Dios y Él lo comprende, pero a lo mejor es la ocasión para encontrar sentido ante tanto dolor y tanto sufrimiento»

«Creo que esta pandemia nos ayudará a valorar lo que verdaderamente importa, la familia, el vivir para el otro, y que este ritmo tan frenético que llevamos no va a ningún lado».

Puedes leer la entrevista completa en la Tribuna de Toledo