De la mano de Vatican News, descubrimos el gesto concreto de ayuda, cercanía y solidaridad que realizaron 84 sacerdotes de la Arquidiócesis de Patna, en el noreste de la India, que durante el largo período de encierro debido al coronavirus, renunciaron a parte de sus ingresos mensuales en favor de los pobres y los desempleados.

«Gracias a su generosidad -dice el Padre Amal Raj, director del Centro Arquidiocesano de Servicios Sociales- la Iglesia Católica ha podido prestar asistencia a los necesitados, fabricar y distribuir máscaras protectoras y gel desinfectante y lanzar programas de concienciación sobre el coronavirus».

Puedes leer esta información completa en Vatican News

Artículo anteriorEn el silencio de la Fe
Artículo siguiente«Cuando vives cara a Dios, descansas». María Ribes, postulante de Iesu Communio