Jaime Pastor entrevista con Javier Llorente, un joven que está realizando el segundo curso en el Seminario de Sevilla.

Es uno de sus mejores amigos y compañero de carrera en la Universidad Loyola en el Grado en Comunicación. Con 24 años decide dejarlo todo y entregar su vida a Dios.

 

Artículo anteriorTres jóvenes hacen sus primeros votos en la Compañía de Jesús
Artículo siguienteLa Fe en tiempos de covid