Séptima catequesis del ciclo «EL GRANO DE TRIGO» impartido por el padre Antonio Pavía- Misionero Comboniano.

Jesús se ha encarnado para librarnos de las garras de satanás, garras que son de seda.

Artículo anteriorLa unión hace la fuerza
Artículo siguiente¿Qué es una muerte digna?