Renunciar a uno mismo y tomar la cruz es el camino del cristiano

Tal y como recoge Vatican News, en el Ángelus del domingo 30 de agosto, el Papa Francisco comentando, entre otras cosas, las palabras del Evangelio que dicen: «Si alguno quiere venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, cargue con su cruz, y me siga». De este modo Jesús indica el camino del verdadero discípulo, mostrando dos actitudes. La primera es «renunciar a sí mismos», que no significa un cambio superficial, sino una conversión, una inversión de valores. La otra actitud es la de tomar la cruz”.

“No se trata solo de soportar con paciencia las tribulaciones cotidianas, sino de llevar con fe y responsabilidad esta parte de cansancio y de sufrimiento que la lucha contra el mal conlleva (…) Así el compromiso de “tomar la cruz” se convierte en participación con Cristo en la salvación del mundo (…) La vida de los cristianos es siempre una lucha. La Biblia dice que la vida del creyente es una milicia: luchando contra el espíritu maligno, luchando contra el Mal».

“Cada vez que fijamos la mirada en la imagen de Cristo crucificado, pensamos que Él, como verdadero Siervo del Señor, ha cumplido su misión dando la vida, derramando su sangre para la remisión de los pecados”.  «Si queremos ser sus discípulos, estamos llamados a imitarlo, gastando sin reservas nuestra vida por amor de Dios y del prójimo».

Puedes leer más sobre lo que ha dicho el Papa Francisco en el Ángelus, entrando en Vatican News