Mi vida tras la ELA

Jaime Pastor nos ofrece el testimonio de Jordi Sabaté Pons. Tiene ELA desde hace 5 años, una enfermedad mortal sin cura. No puede hablar, comer ni beber y respira con dificultad. Y a pesar de todo… su actitud, su humor, su fe son de otro mundo.

Él se define a sí mismo como una persona normal y corriente que intenta, con su testimonio, ayudar a la gente a que se quiera y a que valore más la vida ya que, con 36 años que tiene, ha vivido situaciones muy duras y, aún así, ama la vida.