Testimonio de fe de una joven de 15 años

    Soy Lourdes Cerdán Pujalte , tengo 15 años y vivo en un pequeño pueblo de la provincia de Alicante. Desde que nací me he criado en un ambiente cátolico ya que mi familia era cátolica practicante, la fe es algo que me han inculcado mis padres desde pequeña y ahora sin duda es el mejor regalo que me han podido ofrecer tanto a mí como a mis hermanos, ya que la fe es lo que nos mantiene y nos hace poder levantarnos cada día con más ganas y más ilusión de vivir la vida y darnos a los demás, porque pienso que esa es la clave de la felicidad. Cuando alejas de ti el ego y el orgullo, dejas de mirarte como si fueses el ombligo del mundo, empiezas a mirar más allá y comprendes que todos estamos llamados a la vida eterna y que, mientras tanto, somos instrumentos de Dios llamados a una misma vocación, la de amar incondicionalmente, y a la misión de hacer que muchos se enamoren del Amor y Éste pueda llegar hasta la última alma de Dios, encuentras la felicidad.

    La fe es un regalo que Dios nos da, no sólo para quedárnosla nosotros sino para compartirla y hacer que otros puedan abrir los ojos a la verdad y el amor .

    Cuando uno tiene fe su vida cambia por completo, te diviertes el doble y disfrutas al máximo ya que lo que para un ateo puede ser un problema para el cristiano es una circunstancia más porque todos los problemas tienen un peso menor. Apostar por Dios siempre va a ser tu mejor elección.

    Lourdes Cerdán Pujalte