«Nuestro corazón tiene sed de Dios incluso sin saberlo sin saberlo»

En un mensaje Twitter, del que se ha hecho eco Aciprensa, el Santo Padre señaló: “hemos nacido con una semilla de inquietud, inquietud por encontrar la plenitud. Nuestro corazón, incluso sin saberlo, tiene sed del encuentro con Dios y lo busca, muchas veces por caminos equivocados. Cuando nuestra inquietud encuentra a Jesús, comienza la vida de la gracia”.

En un mensaje que envió ese mismo día a las Franciscanas Mínimas del Sagrado Corazón por la apertura de su Año Jubilar, el Pontífice afirmó que la pertenencia al Sagrado Corazón de Jesús “se manifiesta de modo particular en la oración”. “Toda nuestra vida está llamada, con la gracia del Espíritu, a convertirse en oración”.

En Aciprensa puedes leer el artículo completo