¿Eres de esos que comete un error y se está martirizando un buen rato? ¡Ya somos dos!
Pero…¡¡HEY hay solución!!

En este vídeo te cuento que hacer contra la culpabilidad.

Estaba yo precisamente un día dándole vueltas a un error cuando me vino a la cabeza un versículo de la Biblia que si bien nos puede resultar violento, bien entendido nos dará mucha luz.

Sor Marta

Artículo anterior«Tu evangelio es vida»
Artículo siguienteUnos jóvenes asaltan una iglesia en Barcelona