Si el grano de trigo cae en tierra y muere, da mucho fruto. Hoy vamos a ver a Jesucristo cayendo en tierra, en un combate con Satanás, pasando por la tentación. Hablamos del combate en Getsemaní, por el que Él quiso pasar y que es el combate definitivo del hombre que se rinde a la voluntad de Dios.

Segundo día de catequesis impartida por el Padre Antonio Pavía a la comunidad María Madre de los Apóstoles

 

 

 

Artículo anteriorAsociación Hogar de María
Artículo siguiente«No esperar para servir». Sebastián Pineda