El laicado, camino privilegiado para la santidad

En una entrevista que publica jesuitas al hasta ahora presidente de las Comunidades de Vida Cristiana, Mauricio López, éste ha explicado que “nuestra espiritualidad no es para un consumo privado, para un encerrarnos en nosotros mismos, sino para ponerlo al servicio de la Iglesia y del mundo”, siendo conscientes que todo debe estar en función de “la construcción del Reino en medio de las diversas realidades”.

«Estamos llamados a hacer la diferencia, que sea lo que sea que hagamos, lo hagamos con una profunda convicción de que ahí estamos construyendo el Reino y que se note”.

En ese sentido, destaca la importancia del laicado, “que no es una vocación secundaria” y que define como “el camino privilegiado para la santidad, el camino pleno para dar respuesta a los más profundos signos de la realidad hoy. “Es tiempo de que salgamos de la auto referencialidad y la auto complacencia

Puedes leer la entrevista completa en jesuitas