Diez años sin ordenaciones sacerdotales en Segovia

Diez años son muchos para que no haya ordenaciones sacerdotales en una Diócesis. Y éste es el caso de Segovia y así lo publica el Día Segovia.

Actualmente hay dos seminaristas, Álvaro Marín y Alberto Janusz Kasprzykowski, ambos de 24 años de edad. Además hay un tercer seminarista, Reni Montero, de origen venezolano, que comenzó sus estudios el año pasado.

El último en ser ordenado es el actual párroco de Torrecaballeros. «Aún me emociono al recordar lo que fue concelebrar con el señor obispo. No hay palabras en el diccionario para describir aquella alegría y gozo interior», comenta.

En Álvaro surgió la vocación a edad temprana, gracias a la educación en la fe cristiana que le transmitieron sus padres. Con apenas 14 años, ya se planteó la opción del sacerdocio  y comenzó a participar en el seminario menor en familia. «Empecé con mucha ilusión, aunque a los 16 años conocí a una chica y me enamoré», recuerda. Fue un noviazgo breve, de apenas ocho meses, pues en el conflicto interior que tenía Álvaro venció su vocación de ser ministro de la Iglesia.

A Alberto le marcó una experiencia: «Mi abuelo tenia un cáncer terminal. Cada día recibía la eucaristía de un sacerdote que le venía a ver a casa».

Puedes leer este artículo completo en el Día Segovia