Tras muchas vicisitudes, Roberto se ordenará sacerdote a sus 52 años

A sus 52 años, Roberto Madriz recibirá el orden sacerdotal después de haber dejado «en pause» una vocación que había discernido de joven, y que tuvo que aparcar obligado por las circunstancias familiares. Alfa y Omega nos presenta su testimonio.

En una época en el que había hambre se tuvo que poner a trabajar. Cuando le llegó la edad de jubilación, hace siete años, decidió ingresar en la escuela de diaconado permanente de la archidiócesis de Caracas. Después su Cardenal le propuso ordenarse y, para ello, lo envió a Madrid para hacer un Máster de Acción Pastoral.

A su vuelta a Caracas estaba previsto su Ordenación el día 11 de julio pero la pandemia volvió a truncar la realización de su vocación. Al final, se va a poder ordenar en Madrid el 25 de julio gracias a la petición de su Cardenal al Cardenal Osoro.

«Pienso sobre todo en mi madre, que siempre soñó con este momento». Pero contará con el cariño de todos los feligreses de la parroquia Nuestra Señora de las Fuentes, en el barrio del Pilar, en la que ha pasado este año: «Será un momento de entrega de mis afectos pero lo viviré con la familia de la Iglesia»

Puedes leer el testimonio completo en Alfa y Omega