Hoy celebramos santa María Magdalena, la primera que vio al Señor resucitado. Es la primera a la que le falta tiempo para ir a ver su Señor. No piensa en las dificultades o los obstáculos que se va a encontrar. Simplemente se levanta y va.

“todo cristiano revive la experiencia de María Magdalena. Es un encuentro que cambia la vida: el encuentro con un hombre único, que nos hace sentir toda la bondad y la verdad de Dios, que nos libra del mal, no de un modo superficial, momentáneo, sino que nos libra de él radicalmente, nos cura completamente y nos devuelve nuestra dignidad» (Benedicto XVI).

Meditamos con D. Lucas Buch

Artículo anteriorSi este vídeo es cierto hay que pedir perdón
Artículo siguienteEl Papa escribe a Álvaro que, con discapacidad, ha hecho el Camino de Santiago