Publica El Imparcial que el rapero Kanye West, ahora candidato a la presidencia de los Estados Unidos, hizo unas sorprendentes declaraciones en el primer mitin de la campaña electoral: «Mi mamá me salvó la vida. Mi papa quería abortarme. No habría Kanye West porque mi papá estaba demasiado ocupado…»

El candidato a la presidencia de Estados Unidos que se declara en contra del aborto, rompió a llorar cuando confesó que él también pensó en hacer lo mismo cuando su esposa, Kim Kardashian, se quedó encinta, se planteó abortar. «Casi maté a mi hija», dijo.

Puedes leer la noticia completa en El Imparcial

 

Artículo anteriorRazones para perdonar
Artículo siguiente¿A dónde vamos?, Los Lunes de Folch