Ya es venerable la Hna. María Félix, fundadora de los colegios Mater Salvatoris

El Papa Francisco ha reconocido las virtudes heroicas de María Félix Torres, fundadora de la Compañía del Salvador y de los colegios Mater Salvatoris. Ser venerable es el paso previo a la beatificación y posterior canonización, si fuera el caso.

Alfa y Omega recoge el testimonio, sobre la fundadora, de otras religiosas de la Compañía. «¡Es que era tan contagioso su deseo de amar a Dios!». Reconocen que «no era difícil intuir que en ella había un misterio muy grande: cómo rezaba, cómo se transformaba durante la Eucaristía como si estuviera presente en el Calvario, cómo se desbordaba en mil detalles de caridad…». La comunidad por entero destaca la «transparencia de Dios» que irradiaban sus ojos. «Lo tenía todo» y, sin embargo, «era tremendamente normal: una religiosa fiel, de profunda vida interior, que solo buscaba glorificar a Dios en las ocupaciones pequeñas del momento presente».

Impresionaba su gran corazón: «Lo daba todo», confiesan las hermanas.  «Con 93 años seguía siendo joven, entusiasta en su apasionado amor a Dios Padre, a Jesucristo, a la Virgen, a san Ignacio, a las almas; sabía reírse de sí misma y disfrutaba con todo.

Puedes leer este artículo completo en Alfa y Omega