Se archiva el recurso del Estado contra el «pin parental» en Murcia

Tal y como leemos en Cope, la Consejería de Educación murciana incluyó en sus instrucciones a los centros educativos la obligación de «dar conocimiento a la familias» de «las actividades complementarias de las programaciones docentes que forman parte de la propuesta curricular» y fuesen impartidas por personal ajeno al centro. Todo para que las familias «puedan manifestar su conformidad o disconformidad con la participación de sus hijos menores en dichas actividades».

Sin embargo el Gobierno de España, a través del Ministerio de Educación, interpuso recurso contra esa medida. Ahora el Tribunal Superior de Murcia ha archivado la causa por «pérdida sobrevenida del objeto» dado que el curso ha terminado.

El pin parental es una solicitud dirigida a los centros educativos en la que los padres piden que les informen previamente, sobre cualquier materia, charla, taller o actividad que afecte a cuestiones sobre la identidad de género, el feminismo o sobre sexualidad, de manera que los padres decidan sobre su asistencia, en base al derecho de libertad de educar a sus hijos como consideren.

Puedes leer el artículo completo en Cope