Entre la quimio y su bebé, eligió a su bebé

Valentina es una luchadora que se ha tenido que enfrentar a una decisión que no es fácil: elegir entre la quimioterapia para luchar contra un cáncer o la vida del bebé que estaba esperando. Aleteia nos cuenta su historia.

Decidió solicitar un tratamiento de quimioterapia que se hacía en Milán y era compatible con el embarazo. Su hija Gloria nació, pero también la enfermedad volvió y de manera más agresiva haciéndola sentir hundida más veces. Una primera recaída se presenta bajo la forma de metástasis inoperable en los pulmones, a la que se añaden otras cerebrales y a ésta le seguirán otras.

Pero todo ese calvario dio lugar a su conversión que trae a la escena a Aquel que en la enfermedad más agresiva no deja que la desesperación mate el alma. Cuán misterioso es que la enfermedad, en lugar de alejarte de Dios, vuelva más evidente su presencia amorosa.

Tenía un compañero con quien vivía, que amaba y con quien había tenido dos hijos; entre una recaída y otra se casó con él, escogiendo un camino de abstinencia durante un tiempo antes de la boda. Este es uno de los muchos ejemplos de cómo las heridas hicieron dócil a una mujer para ponerse en manos de un Dios Padre.

Puedes leer más sobre esta historia de fe, lucha y abandono en Aleteia