«El don de hacer feliz al otro es la grandeza verdadera»

El Debate de Hoy ha entrevistado a Fernando Arranz, psicopedagogo y mediador familiar, entre otras cosas.

Respecto a lo que ha aportado el tiempo de confinamiento las familias, opina que asegura que «ha ayudado a ser más creativos, relativizar, realizar actividades de diversa índole, crear más momentos de familia, reflexionar sobre lo fugaces que podemos llegar a ser todos. A no demorar conversaciones pendientes, a finalizar el día con agradecimiento a los que tenemos alrededor… El don de hacer feliz al otro, esa es la grandeza verdadera«.

«Debemos concebir la familia a la que pertenecemos como un bastión con una resistencia extraordinaria a los embates de la vida. El hogar y quienes lo componen tienen que ser la referencia para cada uno de ellos, la interrelación tiene que ser fluida y el ambiente que se respire ha de ser fresco, de sinceridad, cómodo. No olvidemos ingredientes como el humor, la carcajada y la caricia verbal.»

Una de las consecuencias de la pandemia ha sido el aumento de rupturas matrimoniales debido, entre otras cosas, a la falta de herramientas para resolver los conflictos relacionales. «Este virus es lo que es y nosotros no podemos ponernos a merced de él y permitirle que destruya nuestra vida y/o también nuestra vida relacional, no le echemos la culpa de todo».

«Tenemos unas grandes fortalezas como seres dotados de inteligencia, no debemos dar nunca la batalla por perdida…»

«Si en los momentos difíciles decidimos «dar una patada al brasero», tal vez no seamos conscientes de que en la vida nos encontraremos con más».

Te recomiendo que leas esta entrevista completa en El Debate de Hoy