Solo una pregunta

Seré breve. No quiero extenderme mucho porque la cuestión es bien sencilla: ¿Estás haciendo realmente lo que Dios quiere? ¿De verdad? ¿De corazón? Últimamente pienso que nos dejamos llevar, vamos tirando, haciendo, dejándonos influenciar por los demás, por nuestros miedos, por el qué dirán, por el dar la talla, por no decepcionar… Un constante ruido interior que te impide verdaderamente hacer la voluntad de Dios, desearla, pedirla. 

Simplemente quiero recordaros y recordarme que lo más importante sea siempre lo más importante y, ¿qué es? Pues hacer la voluntad de Dios, guiarnos por ella, que sea nuestro norte, nuestro camino, nuestra alegría. No debemos olvidar que estamos aquí para una cosa bien sencilla que es glorificar a Dios con nuestra vida amando y amando, haciendo lo que Dios quiere. ¡Cómo nos liamos y qué rápido perdemos el norte! 

Aunque vayamos a Misa diaria, aunque tengamos más o menos al Señor presente… ¡Qué poco buscamos hacer Su Voluntad! ¡Cómo nos cuesta recordar lo único y más importante!

Así que querido joven, te invito a pararte un momento y pensar, contemplar tu vida y ver si realmente estas haciendo lo que Dios quiere, si lo estás buscando de veras y de corazón. ¿Te estás tomando en serio tu vida? ¿De verdad? Simplemente párate a pensar y date cuenta de si estás donde quieres estar. Os encomiendo para que así sea.