«Seré obediente hasta la muerte»

El pasado domingo, en Valencia, seis frailes dominicos realizaron su compromiso definitivo en la Orden de Predicadores.

El prior de la Orden en la provincia de Hispania, que presidió la ceremonia, les recordó que al realizar su profesión solemne iban a prometer obediencia y que no hay otra promesa mejor porque «la obediencia es fidelidad permanente. Es decir, para siempre, a la Palabra recibida, a la Palabra dada, a la Palabra escuchada. La obediencia es exquisitamente respetuosa, con Dios y con los demás, incluso en la discordia y en el disenso».

«Hablad siempre bien de los demás, porque en todos el espíritu de Dios quiere habitar”.

En la fórmula que se utiliza para hacer la profesión dicen «…hago profesión y prometo obediencia a Dios, y a la Bienaventurada Virgen María, y a Santo Domingo… seré obediente a ti y a tu sucesores hasta la muerte”.

Nuestra enhorabuena a la Orden y a los profesantes.

Puedes leer esta noticia completa en Dominicos.org