Renueva tu corazón tras la pandemia, construye y pide un corazón joven, sin límite de edad, dispuesto a amar y servir, atento a las necesidades de los demás.

Vamos a hacer nuestra oración personal conducidos por D. Cristóbal Peña Espina.

 

Artículo anteriorTú: un regalo para los demás
Artículo siguienteEncontré mi príncipe azul: Jesús