Discutir bien, os hace crecer

 

Discutir, según la RAE, quiere decir “contraponer opiniones sobre algo”, os preguntareis por qué me rallo tanto con las definiciones que nos aportan el diccionario sobre los temas que hablamos, creemos que sirven para que empecemos desde cero dándole la mayor objetividad posible.

 

Veamos más a fondo eso de “contraponer opiniones”. Hay que tener claro que discutir no es: 

  • Echarse en cara cositas
  • Decirse cosas feas
  • Meter a más gente de por medio 
  • Enfadarse y no arreglarlo. 

Ahora en positivo, discutir SÍ es:

  • Una oportunidad para conocerlo/a mejor
  • Conocer su carácter y personalidad
  • Conocer su forma de pensar
  • Trabajo en equipo, aprender a escuchar y empatizar
  • Una oportunidad de crecer juntos, poniendo medidas para mejorar

Discutir es, en definitiva, HABLAR, HABLAR Y HABLAR

Lo que se suele ver en la TV es a gente, que no solo discute, sino que grita (Sálvame), sin escuchar e interrumpiendo, y al final no sacan ningún tipo de conclusión, tampoco es que se digan cosas bonitas…, eso es ser un poco farruko/a… pero no discutir, discutir es una oportunidad de querernos más y mejor.

Como todo, a discutir se aprende, ante todo lo mejor es no perder los nervios ni elevar el tono de voz. Si no estás de acuerdo en algo, habladlo, exponer vuestras ideas, intentad encontrar el punto medio, ninguno es mejor que otro, siempre con cariño se pueden contrastar ideas, empatizar y tratad de entendeos mutuamente, ¿Cómo? Con la comunicación, si no le entendéis hacedle preguntas, que te vea realmente interesado/a por el tema, que sea lo más importante para ti en ese momento.

Esto es más común, si discutís por algo que os ha molestado o enfadado, mi truco más efectivo consiste en esperar un rato a pensar en frío el por qué del enfado, en caliente puedes colarte. Se objetivo/a, no te vayas por las ramas, hablado y se clara/o con lo que te ha hecho sentir así, habla de tus sentimientos, te va a comprender si le hablas sinceramente. Si ha sido un malentendido por falta de comunicación o por haber asumido cosas (muy típico), poner medidas para que no pase más en ese tema por lo menos. No os durmáis sin solucionarlo, sino se alarga y la bola se hace más grande. Aprovechad también para recordaros vuestras cosas buenas y ver que podéis hacer para sacarle jugo.

Discutir es una oportunidad MARAVILLOSA para crecer en pareja, después de la tormenta siempre viene a calma y una discusión puede ser un punto de inflexión para avanzar en vuestro proyecto juntos. Os animo a hablar mucho, a escucharos, a comprender al otro antes de montar un drama, vale la pena y la alegría.