Obispo Olivero estuvo 17 días intubado por el coronavirus

El coronavirus ha causado estragos en muchos países y uno de ellos ha sido Italia. Religión en libertad recoge el caso del obispo de Pinerolo, monseñor Derio Olivero, que estuvo hospitalizado del 19 de marzo al 5 de mayo, más de mes y medio, de los cuales 17 de ellos estuvo intubado y a punto de fallecer.

Monseñor Olivero aseguró que pese a haber estado tan cerca de morir lo que de verdad le quitaba el aliento es saber cuánto Dios ama al hombre y se preocupa de cada una de las personas.

“Un día todos nosotros dejaremos de respirar, pero nuestros afectos permanecerán, y el cuidado de Dios no cesará ni siquiera entonces”, agregó.

«La experiencia de estar cerca de morir para mí fue como evaporarse, sentir que muchas cosas importantes, los planes, las cosas que tenía que hacer, incluso mi cuerpo perdían consistencia. Al final solo quedaron dos cosas, como un núcleo duro que definió el verdadero ‘yo’: sentirme verdaderamente confiado a las manos de Dios y las muchas caras con las que he construido relaciones a lo largo de los años.

“En un momento en que todos nos sentimos más frágiles y vulnerables, en peligro, incluso más cercanos al sufrimiento o inmersos en él, debemos recordar que Dios nos creó, moldeó y formó para lo bueno y lo bello. Y eso es fantástico”.

Puedes leer este testimonio completo en Religión en Libertad