Pequeño homenaje al Padre Conrado

    Hoy, día 01/07/2020, hace 3 años que se fue al cielo una de las personas que transformaron mi fe y mi vida: El Padre Conrado. 

    Nunca olvidaré sus increíbles homilías que llenaban de Fe a todo aquel que las escuchase. El Padre Conrado transformó el concepto de la Eucaristía que yo tenía. Hizo que la Eucaristía, que el simple hecho de ir a Misa fuese un gran acontecimiento. Hizo que escuchar y leer el Evangelio fuese uno de los mejores momentos del día. Sus consejos hicieron acercarme más a Jesús.

    Gracias a él superé una etapa de muchos cambios en mi vida. Y aunque pase el tiempo, nunca olvidaré sus homilías, sus explicaciones de las parábolas, sus Eucaristías, su sencillez… y sobre todo su Fe por Jesús y por el Evangelio. Que desde el cielo nos ayudes a tener por lo menos un cachito de tu Fe y a creer cada día muchísimo más y con más fuerza en Jesús y en el Evangelio.

    Con este pequeño escrito quiero dar MUCHAS GRACIAS al Padre Conrado por todo lo que hiciste.

    Y aquí va uno de mis pasajes del Evangelio favoritos: «No se turbe vuestro corazón, creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no, os lo habría dicho, porque me voy a prepararos un lugar» Jn 14, 1-6.

    Me acuerdo perfectamente que el Padre Conrado explicó en una homilía:

    «Tenemos que vivir con esperanza, Jesús se ha ido a prepararnos un sitio en el cielo. Solamente tenemos que seguir el camino del Evangelio para llegar a él»

    Muchas gracias, Padre.

    Richi Madrid