«Siempre he sentido la cercanía de Dios». Marcos de la Campa

Marcos de la Campa es un joven sevillano al que han inculcado la fe en casa.  “A lo mejor suena muy típica esta afirmación, pero no puedo decir algo distinto a que mis padres son un ejemplo diario de qué es tener fe y confiar verdadera y enteramente en Dios”.

Explica, en el portal de la Archidiócesis de Sevilla, cómo desde pequeño le han inculcado el amor a Dios. «No recuerdo ningún momento de mi vida en el que no fuese consciente de lo que Dios me quiere, con mis respectivos altibajos porque soy humano, pero desde luego, siempre he sentido su cercanía”.

Intenta «ver a Dios en todo lo que tenemos y lo que nos rodea”. Pero como por sus propios medios le sería imposible, se confía a la gracia acudiendo a encontrarse con Dios en la hora santa, devoción imprescindible para este joven».

Marcos carga sus pilas en los retiros de Effetá. Par él es una vivencia que le hace anhelar a Dios. Te ayuda a buscar a Jesús en la oración, la Misa, el rosario y la adoración… es una manera de llegar a Dios”.

Puedes leer este testimonio completo en Portaluz