La Comunión de los santos me ha sostenido

La diócesis de Segorbe-Castellón publica el testimonio de Amparo Villoria que, tras toda una vida juntos, ha perdido a su marido, Ismael, víctima del coronavirus.

Explica que lo ha pasado mal, pero ha sentido un gran apoyo en la Oración. La suya propia y la de tanta gente. «La comunión de los santos se nota, yo lo he notado, y gracias a  esas oraciones me he podido mantener firme y esperando en el Señor. He estado dos meses y medio completamente sola en casa porque no podía entrar nadie, pero gracias al Señor, dentro de este sufrimiento he podido vivir la soledad en paz».

«El Señor nos ha regalado que Ismael no muriera solo, pues los 4 días que estuvo en planta pudo estar acompañado por nuestra hija Myriam, ya que había pasado el coronavirus y tenía anticuerpos. Y ella le hablaba continuamente, rezaba mucho con él hasta el día que falleció. El ratito antes de fallecer, Myriam no dejo de rezar ni un minuto».

Puedes leer este testimonio completo de fe y fortaleza en La web de la Diócesis de Egorbe-Castellón