El papel de los sentimientos en el noviazgo

¿Qué me pasa? Le miro y no siento nada, no tengo ilusión…, me empiezan a rallar bastantes cosas suyas… ¿será que se ha apagado la llama?, ¿será que lo tenemos que dejar? Responderemos estas preguntas al final del artículo.

Podemos definir los sentimientos como aquellos estados de ánimo difusos, que tienen siempre una tonalidad positiva o negativa, que nos acercan o nos alejan de aquello que tenemos delante de nosotros, es decir, los sentimientos son:

  • Subjetivos, ya que la experiencia es interior
  • Difusos, ya que se van aclarando con el tiempo
  • Irrechazables, ya que no hay sentimientos neutros.

Cuando empezamos a salir con él o ella, nos enamoramos. El enamoramiento es un sentimiento positivo de atracción que se produce hacia otra persona y que hace que se la busque con insistencia. Cuando estáis totalmente enamorados no cuesta ningún esfuerzo quererle/a, ¿verdad? Por tanto, podemos decir que los sentimientos acompañan.

Sin embargo, ese enamoramiento pasa, esos sentimientos tan fuertes pasan, y la intensidad, en definitiva, desaparece. Y ahora os preguntamos, ¿Qué es lo que vemos en las revistas de corazón? “Nueva ruptura: Paco y Paca terminan su relación, se acabó la chispa entre ellos tras años como pareja”.

Y claro que sí, puede ser que conociéndose se hayan dado cuenta que no es LA persona, pero esto ocurre, por lo menos, en el 80% de los casos. Esto es lo que conoceos como la crisis del enamoramiento, que consiste en la desaparición de esos sentimientos tan intensos que al principio de una relación se suelen tener, dicha desaparición tendemos a interpretarla como el fin de todo.

Cuando estemos inmersos en esa crisis que TODOS pasamos, necesitamos cabeza y corazón, no solo corazón. Es aquí y ahora donde empieza la verdadera decisión de querer querer al otro, como un trabajo más, como una labor apasionante.

Si estas en ese momento, queremos decirte de corazón que te lo pienses, trata de hablar con él/ella, no te lo quedes para ti. Si te empiezan a preocupar sus defectos y te molestan, habladlo, conoceos más. Trata de aprender a hacer sentir querido al otro, aprender a querer sus defectos, os aseguramos que os harán crecer, no solo como novio/a, también como persona.

Aprender a quereros tal y como sois, aprender a gestionar esos sentimientos que son una montaña rusa en muchas ocasiones, pero que no son los que guían vuestras vidas, el miedo y las dudas no pueden ser quienes lleven las riendas de la relación, poned VOLUNTAD y a la vez CORAZÓN.

Con esto no queremos decir que 100% todas las relaciones tienen que seguir hasta la muerte, NO. Lo que sí queremos decir es que, si conocéis los vuestros sentimientos y en ellos poneis vuestra voluntad, muchas relaciones hoy en día no se romperían, porque el amor es un camino de rosas con sus espinas incluidas, y eso no lo muestran las películas.

Volviendo a las preguntas que os planteábamos al inicio de esta reflexión, ¿Qué me pasa? Pues que estas en una crisis en la que los sentimientos no me acompañan. Es que le miro y no siento nada, no tengo ilusión…, pues trabájatelo, no dejes de intentarlo, hazle sentir querido, que crezca la relación con todo. Me empiezan a rallar bastantes cosas suyas, ¿será que se ha apagado la llama? Puede que sí o puede que no… trata de quererle tal y como es, quiere sus defectos y CRECED. ¿Será que lo tenemos que dejar? La decisión es tuya pero piénsalo con mente y corazón, no te guíes solo por los sentimientos.