Al Bano: «Romina ha sido mi gran amor»

Aleteia se hace eco del testimonio de Al Bano que habla abiertamente de su relación con Dios y con Romina. Se casaron en 1970 por la Iglesia Católica y formaron uno de los dúos de más éxito en el panorama musical, además de una matrimonio feliz.

Pero la desaparición de su hija Ylenia acabó con esa felicidad que terminó en el divorcio. «Es un momento muy duro para cualquier persona, ¿no? Sobre todo si eres una persona que cree que es una unión para toda la vida.» El divorcio, le rompió el alma: «El dolor se queda y nadie te lo quita, pero no quiero que sea el protagonista absoluto de mi vida». En aquel momento se rebeló contra Dios porque no entendía lo que  le estaba pasando. Para él Romina ha sido su gran amor.

En cuanto su relación con Dios, afirmó que con los años se ha producido un cambio: «Pensando en la cara de la tristeza que la vida te presenta, tienes que estar atento a no ser víctima de ti mismo. He entendido que tengo que luchar, que tengo que ser mejor cristiano, hacer más hincapié en las ganas de vivir. Reaccionar ante lo malo que la vida te trae.»

«He vivido una vida que era un regalo de Dios«, continuó. «Cuando mi padre me contaba lo que pasó en la guerra, me decía: ‘Nunca he perdido la fe en Dios’. Y prosiguió: «En la vida de cada uno puede pasar de todo. Y tú no puedes aceptar lo bueno como un regalo de Dios y cuando pasa el mal como una venganza de Dios.»

Puedes leer el testimonio completo en Aleteia