Los lunes de Folch

Hola qué tal. Me llamo Joan Folch, pero todo el mundo me llama Folch.

Te voy a ser sincero, no soy muy fan de presentarme a mi mismo, así que ya me irás conociendo poco a poco en los próximos artículos.

Puedes estar leyendo esto por varias razones.

-Razón A: eres lector frecuente de Jóvenes Católicos.

-Razón B: alguna de las distintas redes sociales te ha traido hasta aquí.
Probablemente, estés leyendo esto por mera curiosidad. Católico o no católico. Practicante o no practicante. No eres el fan #1 de la piña en la pizza y te da pereza actualizar tus listas de Spoti.
Seguramente estás aquí por el típico: “A ver que me cuenta este tio”; o por un: “Me han enviado este link. Me lo voy a leer para no quedar mal con el amigo que me lo ha pasado”, o yo que sé, ¡por lo que sea!
Esta razón engloba casi todas las opciones y, además, puede ser complementaria a la razón A.

Y, Razón C: no tienes ni idea que pintas aquí, estás bastante desubicado. Tranquilo.

El caso, es que sí. Soy de esos. De los que creen que los jóvenes la tenemos que liar a saco. De los que están infinitamente orgullosos de creer en Dios y de los que les encanta hablar de este tema en las redes.

“Folch, ¿creer en Dios? Esto está pasado de moda tio”. Ahora se lleva más otro rollo.” “Bufff, que pereza, esto es sinónimo a ‘renunciar a ser joven’, ¿lo sabes no?” “Pero si no puedes hacer nada tio!” “Es que yo creo en Dios, pero no en la Iglesia.” “Es que sí pero…. eso no lo pillo”

Pues eso, que a partir de hoy, los lunes voy a ir escribiendo artículos cortos sobre diferentes temas que te pueden interesar: noviazgo, sexualidad, encontrar a Dios en el estudio y en el trabajo, voluntariados y proyectos varios, amigos, planazos de guitarras y colegas, esas copas, la Santa Misa, la familia, el matrimonio, la alegría, el pedir perdón… Sobre todos esos temas y situaciones, en los que uno se puede encontrar, en su día a día, y que le pueden generar cierta controversia o incomodidad.

Hagamos lío.

Nos vemos la semana que viene con el primer #LunesDeFolch. Os cuidáis.

Folch.