Si la semana pasada contemplábamos la presencial real de Jesús en la Eucaristía, con su Cuerpo, su Sangre, su Alma y su Divinidad, esta semana contemplamos su Humanidad Santísima a través de su Sagrado Corazón, todo un océano por descubrir.

Meditamos, con D. Cristóbal Peña Espina, sobre el Sagrado Corazón de Jesús que tiene que ser nuestro modelo.

 

Artículo anteriorEx Miss Colombia, le amputan una pierna. Hoy da gracias a Dios
Artículo siguiente¡No estamos locos, que sabemos lo que queremos!