La pequeña Anne Gabrielle, con sólo 8 años va camino de los altares.

Los obispos franceses han dado el visto bueno a la apertura de la causa de beatificación de Anne Gabrielle Caron, una niña de ocho años que falleció en 2010 debido a un agresivo cáncer de huesos. En Mater Mundi podemos conocer su historia.

Esta pequeña puede ser un modelo de santidad para niños. Querer parecerse a Santa Teresita de Lisieux y el anhelo por recibir la Comunión marcaron su vida.  Desde que tenía uso de razón llamaba la atención por la sensibilidad que tenía por el sufrimiento de los demás. Con apenas dos años le gustaba consolar a Cristo crucificado.

Con 7 años le diagnosticaron el cáncer y entonces se hizo la pregunta mue muchos se pueden hacer: ¿por qué a ella? Sin embargo, el sacerdote que la acompañó en todo este proceso le hizo entender que no había respuesta para esta pregunta pero que sí podía dar sentido a sus sufrimientos ofreciéndolo por distintas intenciones. Y así lo hizo. Según este sacerdote ella inició su propio camino de santidad. Su madre decía: “Mi hija me mostró el camino al cielo”.

“Aunque no me gusta estar enferma tengo suerte porque puedo ayudar al buen Dios a llevarle a la gente de nuevo a Él. Quiero ayudar a los que sufren”, decía Anne.

También tenía un gran amor a la Eucaristía. «Me gustaría hacer mi primera comunión para poder hacer aún más sacrificios”.  “Quiero recibir a Jesús. Te das cuenta que Él va a entrar en mi corazón, no puedo esperar”.

Te recomiendo que leas toda la historia de esta pequeña santa en Mater Mundi