Piropos

No hace falta hablar mucho cuando se está con el Señor. Muchas veces nos afanamos en hablar y hablar delante del Santísimo Sacramento, como si por hablar tuviésemos más fe. El silencio muchas veces es el lenguaje de los que se aman, solo con miradas ya se dicen todo. Lo mismo ocurre con el Señor en la Eucaristía. No hace falta hablar en exceso, gocemos estando en Su presencia, juntos, como los amigos, como los amantes. Y de tanto en cuanto, podemos decirLe al Señor piropos, pequeñas jaculatorias que nos unan más a Él, que nos hagan depender más, desearLe más, adorarLe más, amarLe más. El fin de la oración no es otro que unirnos más y más al Señor, el más debe ser el distintivo del amante. Señor, siempre más. 

Os dejamos aquí algunas jaculatorias que os pueden ayudar a vivir de corazón los momentos delante del Santísimo, y pedir al Señor que estas jaculatorias se hagan vida, se encarnen en nosotros.

Al Santísimo Sacramento del altar: 

Silencio de la Sagrada Hostia, imprégname.
Ocultamiento de la Sagrada Hostia, envuélveme.
Humildad de la Sagrada Hostia, escúchame.
Pobreza de la Sagrada Hostia, sea toda para mí.
Pureza de la Sagrada Hostia, límpiame.
Resplandor de la Sagrada Hostia, ilumíname.
Rostro oculto en la Sagrada Hostia, revélate en mí.
Corazón en llamas en la Sagrada Hostia, hazme arder con Tu amor.

Invocaciones al Sagrado Corazón de Jesús:

Amor del Corazón de Jesús, abrasa mi corazón.
Caridad del Corazón de Jesús, derrámate en mi corazón.
Paciencia del Corazón de Jesús, no te canses de mi corazón.
Reino del Corazón de Jesús, establécete en mi corazón.
Voluntad del Corazón de Jesús, dispón de mi corazón.
Celo del Corazón de Jesús, inflama mi corazón.
Hermosura del Corazón de Jesús, cautiva mi corazón.
Bondad del Corazón de Jesús, atrae mi corazón,
Clemencia del Corazón de Jesús, consuela mi corazón.
Dominio del Corazón de Jesús, sujeta mi corazón.
Dulzura del Corazón de Jesús, penetra mi corazón.
Eternidad del Corazón de Jesús, llena mi corazón.
Fidelidad del Corazón de Jesús, protege mi corazón.
Fuerza del Corazón de Jesús, sostén mi corazón.
Gloria del Corazón de Jesús, ocupa mi corazón.
Humildad del Corazón de Jesús, anonada mi corazón.
Justicia del Corazón de Jesús, no abandones mi corazón.
Luz del Corazón de Jesús, ilumina mi corazón.
Misericordia del Corazón de Jesús, perdonad mi corazón.
Presencia del Corazón de Jesús, aficiona mi corazón.
Providencia del Corazón de Jesús, vela sobre mi corazón.
Sabiduría del Corazón de Jesús, conduce mi corazón.
Santidad del Corazón de Jesús, purifica mi corazón.
Silencio del Corazón de Jesús, habla a mi corazón.
Ciencia del Corazón de Jesús, enseña a mi corazón.
Poder del Corazón de Jesús, asegura mi corazón.
Virgen Inmaculada, ruega por nosotros al Corazón de Jesús.