La ruptura de un noviazgo

Ocurre y duele, pero la vida sigue. Este capítulo se me hace difícil hacerlo, nunca me ha pasado, sí a amigos, empatizo y me duele, pero también veo que el tiempo todo lo pone en su sitio y todo es para bien, ¡¡así que al lío!!

Hay noviazgos que no se ven claros, se van alargando, no se toma la decisión de dejarlo, se duda, pero se deja para más adelante, y así se van metiendo las personas en un bucle del que cada vez es más difícil salir. Y sí amigos, el noviazgo está para dejarlo, os casáis o rompéis. Dios tiene planes muy grandes y si borra algo de tu historia es para escribir un best seller.

El no decidir ya es una forma de decisión, se está decidiendo continuar con la relación, no decidir paraliza, cuanto menos se decide, más difícil tiene uno decidir. 

Valora la situación, haz una balanza de pros y contras, pero tiene que haber un momento en que hay que aceptar el riesgo que conlleva la decisión, hay que decir sí o no, motivado en un porqué. Toda decisión implica riesgo, un riesgo que no podemos evitar ni tapar, hay que enfrentarse a él con valentía.

Me decido…, finalmente, cortamos… y ahora, ¿qué?

Mis amigos me dicen que no se puede dejar de amar una vez terminada una relación, la relación se ha acabado, pero detrás hay dos personas, que el respeto esté siempre por medio, el rencor es el peor enemigo.

“Que busques a Cristo, que encuentres a Cristo, que ames a Cristo”. Nuca estás solo, siempre estás con Él, quiérelo con toda tu alma, solo Dios basta, y sus planes son mejores que tus sueños. 

No entiendes nada, es normal, somos humanos y afortunadamente imperfectos, queremos controlarlo todo, pero no podemos, hay cosas que se nos escapan de las manos, ¿por qué esto? ¿por qué lo otro? Yo tampoco lo sé. Lo único que se seguro es que él si lo sabe, y ahora no lo entendemos, pero dentro de un tiempo miraremos hacia atrás y sonreiremos.

Mientras, CONFÍA, todo es para bien y todo tiene un sentido, déjaselo a Ella, a Nuestra Madre, la que sabe mejor que nadie de sufrimientos, y recuerda, TEN FE SIEMPRE.